Los Valles Calchaquíes

Los Valles Calchaquíes son de una magnitud que emociona debido a las distintas características que reúne en pocos kilómetros. Salta capital es el vértice de un triángulo de gran superficie que los abarca y que se apoya también en las localidades de Cachi y Cafayate, hacia el oeste. A su vez, al recorrerlos por rutas de asfalto o ripio bien trazadas se visitan pueblos cordilleranos de gran belleza.

Los Valles Calchaquíes

Quebradas secas se alternan con otras regadas por zigzagueantes ríos como el Calchaquí, Santa María y De Las Conchas. En algunas zonas los caminos trepan hasta alturas que superan los 3.000 metros y en otros las hondonadas muestran sectores muy verdes, que alguna vez fueron poblados por indígenas y haciendas coloniales. Impactan también las formaciones rocosas de gran tamaño que nos hacen sentir insignificantes a su lado.

Si se sale de Salta hacia Cachi, el itinerario comienza con cerros sembrados de maíz, avena o porotos de manteca y sigue por la Cuesta del Obispo, dibujada desde lo alto. La capilla San Rafael Arcángel, en el punto más elevado del camino (3.300 msnm), también es un mirador a las nubes. Más adelante, la presencia agreste del Parque Nacional Los Cardones constituye otro punto admirable. Desde Cachi hasta Cafayate, una vía sinuosa y llena de sorpresas esconde pueblos con la histórica presencia española en la zona y arquitectura de galerías con arcos ojivales. La extraña formación de la Quebrada de las Flechas, tan inclinada que hay que mirarla de costado, es una rareza natural imperdible. Desde Cafayate, de regreso a Salta, otra vez los cerros de formas caprichosas y fuerte color rojizo muestran la erosión de la lluvia y el viento: el Anfiteatro, los Castillos o el Sapo son algunas de las formas que se observan desde el camino a simple vista.

Cachi y Cafayate son pueblos coloniales que atrapan por su sencillez y sus aromas a campo, y donde hay que quedarse a dormir y convivir con su esencia unas horas. Son reconocidos por sus vinos provenientes de uvas cosechadas en los viñedos del valle, en los cuales las diferencias térmicas y los buenos aires de altura producen un rico sabor frutado. La cepa de uva torrontés de la zona es muy apreciada y en la Ruta del Vino es posible ingresar a las distintas bodegas artesanales o de alta gama para experimentar en la degustación de las mejores etiquetas. Todas buenas excusas para conocer los Valles Calchaquíes salteños en toda su extensión.

De Salta a Cachi son 160 kilómetros, de los cuales 25 son de ripio, entre Agua Negra y Piedra del Molino. Ruta nacional 68, provincial 33 y nacional 40.

De Cachi a Cafayate son 160 kilómetros de ripio por la ruta nacional 40.

De Cafayate a Salta son 190 kilómetros por la ruta nacional 68.

Jorge González


ariguazu

AR Salta - Información de turismo en Salta © 2014

Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723